Hoy nace con este artículo una nueva sección en Sinapsial, “Absurdos de Apple”, un espacio en el que trataré de comentar de la forma más objetiva posible y sin entrar en talibanadas y demás historias aspectos de los productos y servicios de Apple que, por algún motivo, cuentan con limitaciones o fallos que perjudican al usuario sin sentido alguno. Hoy toca el Apple Pencil.

El Apple Pencil

Vamos a empezar este Absurdos de Apple hablando del Apple Pencil, un accesorio de los iPad Pro que, si bien ofrece un funcionamiento exquisito y debería ser requisito indispensable para todo estudiante que haya optado por esta solución de Apple, es caro hasta el absurdo. Como prácticamente todo lo que lleva la firma de la manzana todo sea dicho.

Un accesorio casi perfecto

El Apple Pencil es un accesorio más que interesante y casi imprescindible para según qué perfil de usuario. Un accesorio que por sí sólo hace decantar la balanza en favor del iPad Pro a la hora de elegir entre este y el iPad 2017, un dispositivo que recordemos podemos adquirir por poco más de 400 euros.

Gracias al Apple Pencil podemos tanto realizar verdaderas obras de arte como olvidar los tradiciones papel y bolígrafo en favor del iPad. Un cambio que, con la suficiente práctica, nos permitirá mejorar en muchos aspectos sin perder cosas por el camino. Aunque, como siempre, alguna pequeña concesión tendremos que hacer.

Así, gracias al iPad Pro y a aplicaciones como OneNote y Nebo he terminado dejando de lado el papel y el bolígrafo por unas soluciones que me permiten convertir en texto mis trazos y que me ofrecen la posibilidad de llevar mis apuntes y temas siempre conmigo gracias a la sincronización. Un cambio que con el tiempo y la práctica nos hará ahorrar tiempo.

Los sin sentidos del Apple Pencil

No obstante, este artículo no tiene como fin el hablaros de la vida y milagros de este accesorio, que para eso ya hay en Internet cientos de reviews, sino comentar los aspectos negativos de este. Trabas o limitaciones que Apple pone sin sentido alguno y que prácticamente nadie entiende.

¿Nadie pensó en un imán?

El primero de los aspectos a criticar de este Apple Pencil es la falta de cualquier elemento imantado que nos permita que nuestro Pencil e iPad Pro estén siempre unidos evitando así que perdamos en un descuido este accesorio. Una función que seguramente Apple haya decidido no añadir pensando en la renovación de este Apple Pencil. Un típico en la compañía de Cupertino.

No obstante, y a pesar de los motivos por los que la compañía haya decidido no añadir un pequeño imán en su stylus, la realidad es que la competencia, con Microsoft y sus Surface a la cabeza, vienen ofreciendo esta posibilidad desde hace años. Sacar un producto incompleto pensando en la renovación cuando estamos hablando de algo más que inventado y que ya lo usan todos los fabricantes, y que no olvidemos la propia Apple ya utiliza con las smartcover, es bastante absurdo. Pero bueno, así es Apple.

Conecta el Apple Pencil al lightning para usarlo

El segundo aspecto a criticar, y que de ninguna de las maneras logro a entender, es la obligatoriedad de tener que conectar el Apple Pencil al lightning del iPad Pro cada vez que vayamos a usarlo y hayamos desactivado el Bluetooth.

Entiendo que para emparejar el dispositivo tenga que conectarlo al iPad, ¿pero conectarlo cada vez que quiera usarlo? ¿En serio? Que sí, que vale que siempre que deje el Bluetooth encendido y ambos dispositivos estén conectados podré utilizarlo sin la necesidad de conectarlo al lightning, ¿pero por qué voy a tener que estar todo el día con el Bluetooth conectado para usar el Apple Pencil? ¿Cuál es la lógica de tener que volver a conectar el pencil al cortar el Bluetooth? ¿No está ya emparejado el dispositivo? Una limitación difícil de justificar.

Imagen 1 | Imagen 2 | Imagen 3