Tras una semana de importantes noticias, donde descubríamos entre otras cosas que la compañía de Redmond finalmente se consolidaba tras superar a Alphabet como tercera empresa más valiosa del mundo, hemos conocido una triste noticia como es la desaparición de Groove Music en iOS y Android.

Microsoft es una de esas compañía capaz de tomar decisiones brillantes que llevan a la empresa a lo más alto del NASDAQ, como capaz de tomar una serie de catastróficas decisiones que terminan con el fin de un servicio. Hoy vamos a hablaros de Groove Music y el periplo de la compañía en esto del streaming musical. Una aventura que comenzó hace doce años y que ha terminado en nada.

Todo empieza con Zune

La rivalidad de Apple y Microsoft viene de muy lejos, y un ejemplo de ello lo podemos encontrar en la guerra que ambas compañías mantuvieron desde el 14 de septiembre de 2006 con el nacimiento de Zune, un reproductor MP3 con el que los de Redmond pretendían robarle parte del protagonismo al por entonces todopoderoso iPod de los de Cupertino.

Así después de varios dispositivos con escaso éxito, con la tercera generación de dispositivos Zune, concretamente con los Zune 16 y Zune 120, nacía el primer servicio de streaming de música de la compañía de Redmond Zune Pass. Un servicio que junto a Zune Marketplace no consiguió arañar protagonismo a los iPod de Apple y que vería su fin en octubre de 2011. Aunque, siendo honestos, la experiencia con Zune fue clave para el nacimiento de Windows Phone, cuya interfaz debe mucho al mítico Zune.

Nace Xbox Music

De esta manera, tras el fracaso de Zune fue en octubre de 2012 cuando, con la llegada de Windows 8 y Windows Phone 8, la compañía de Redmond anunció el nacimiento de Xbox Music, un servicio de streaming musical gratuito, con publicidad eso sí, que nos permitía acceder hasta 30 millones de canciones. Un servicio al que podíamos eliminar la publicidad con la compra de Xbox Music Pass, el cual tenía un precio de 10€ mensuales. Un Xbox Music Pass que dos años después, en octubre de 2014, pasaría a ser requisito indispensable para disfrutar de la música de Xbox Music y que significaba el fin de la música gratis mediante publicidad.

Xbox Music evoluciona en Groove Music

Prácticamente tres años después del nacimiento de Xbox Music, Microsoft anuncia Groove Music, un servicio que llegaba junto con Windows 10 como evolución de Xbox Music y con el que los de Redmond pretendían posicionarse en lo más alto del streaming musical. Una evolución que entre otras cosas supuso la publicación de una fantástica aplicación universal en Windows 10 y Windows 10 Mobile y que más tarde llegaría también a Android e iOS.

Lumia 830 con la app abierta

Con esto Microsoft consigue hacer más fuerte su ecosistema, sumando a su servicio musical a la lista de servicios de la compañía de Redmond presentes en todas las plataformas. Ya no había excusa para suscribirse a Groove Music y disfrutar de nuestra música allá donde estemos. O eso creíamos nosotros.

El adiós de Groove Music Pass

Por desgracia el 2 de octubre de 2017 la predicción de los más agoreros terminó haciéndose realidad y la compañía de Redmond anunció el cierre de Groove Music como servicio musical. Atrás quedaron los días en los que Bill Gates abría el CES de las Vegas de 2008 con Slash, mítico guitarrista de Guns N”Roses. Tocaba el momento de claudicar ante Spotify e iTunes.

Así Microsoft anunció un acuerdo con Spotify por el cual los usuarios de Groove Music Pass podían exportar sus listas de música a Spotify y disfrutar de dos meses gratis de Premium con el que probar el servicio de streaming de la compañía sueca si así lo deseaban. Con esto la aplicación de Groove Music quedaba como mero reproductor de música. Un reproductor con una característica tan importante como la de ofrecernos la posibilidad de disfrutar de la música que tengamos almacenada en nuestra cuenta de OneDrive.

Groove Spotify

Adiós a Groove Music en iOS y Android, adiós al ecosistema

Finalmente el pasado jueves llegó la noticia que significa casi el final de Groove Music, el anuncio de que la aplicación desaparecerá de Android e iOS a final de año. Un anuncio que supone cortarle uno de los brazos a ese ecosistema del que tanto alardea Microsoft y del que tanto se empeñan en trabajar. Los usuarios de Windows 10 que quieran disfrutar de su música en iOS y Android tendrán que utilizar la solución de un tercero ya que Microsoft por desgracia no estará.

Y es cuanto menos sorprendente esta decisión ya que, si bien es cierto que mantener un servicio de streaming musical como Groove Music Pass es muy costoso, en tanto en cuanto la compañía ha de pagar a discográficas y autores por ofrecer su música en el servicio, no ocurre igual con Groove Music como aplicación.

Sin embargo, eliminada de la ecuación el costo que supone para la compañía mantener el servicio de streaming musical, mantener una aplicación como Groove Music en iOS y Android no es un coste que una compañía como Microsoft, tercera empresa más valiosa del mundo, no pueda asumir. Esta está haciendo grandes esfuerzos por llevar su ecosistema a iOS y Android, especialmente a este último donde con Microsoft Launcher los de Redmond han logrado prácticamente crear un smartphone made in Microsoft. Un smartphone que bien podría venderse en la Microsoft Store con una capa de personalización de los de Redmond basada en Microsoft Launcher con los servicios de la compañía preinstalados.

Pero no, en lugar de seguir construyendo un ecosistema en Android e iOS, con un Microsoft Edge que nos permite continuar nuestro trabajo allá donde lo dejamos en nuestro PC y un Microsoft Launcher que incluso integrará las funciones parentales de Windows 10, la compañía ha decidido cortar uno de los brazos del ecosistema y poner fin a la aplicación de Groove Music en iOS y Android, terminado así a esa continuidad que los usuarios de Windows 10 tenían en las plataformas móviles de Google y Apple en lo que a música se refiere. Una pena.

Imagen I | Imagen II | Imagen III | Imagen IV | Imagen V | Imagen VI